David de Miguel Ángel: decoración con arte clásico.

dic 23

Los seguidores del estilo minimalista, es decir, los  amantes de la ausencia de colores estridentes en paredes, objetos y mobiliario, donde primas las líneas rectas, encontrarán en este fotomural en blanco y negro, del “David” de Miguel Ángel, el complemento ideal que decore, sin recargar, el espacio que tanto aprecian. El término “minimal” lo utilizó, por primera vez, el filósofo británico Richard Wollheim en 1965.

David de Miguel Ángel: decoración con arte clásico.

 Es el canon clásico de la belleza, de  curvas voluptuosas y sugerentes, en armónica  contraposición con los planos y  líneas simples de esta corriente estética tan actual. La sobriedad tradicional del minimalismo, reduciendo todo a lo esencial; se conjuga  con el desmedido apego a los desnudos sinuoso del estilo renacentista. Si hablamos de abstracción, austeridad, purismo, orden, precisión en los acabados, síntesis y sencillez. Nos estamos refiriendo tanto a la geometría elemental rectilínea de muebles y ornamentos básicos,  cómo a la inigualable y compleja formación del cuerpo humano. En el estilo renacentista, que mira hacia el pasado: gusto por lo griego y lo romano, bases de nuestra cultura contemporánea; existe cierta similitud con la corriente minimalista, pues son,  sus raíces geométricas, un legado de aquellos antiguos griegos. Disfrutemos de lo arcaico y lo moderno sin miedo a caer en la excentricidad.

Deja un comentario