Sótano con vistas al Caribe

dic 15

Cuando disponemos de un espacio que nos resulta pequeño y en el que nos sentimos encorsetados uno de los recursos usados a lo largo de la historia del arte y la decoración de interiores son los trampantojos. Muy utilizados en el cine para simular vistas exteriores.

 Crear la sensación de una arquitectura ficticia y un paisaje natural irreal es fantástico, pero si además éste es el Mar Caribe el deleite puede ser genial.  Podemos  hacer de un simple sótano una zona agradable y etérea. Un espacio abierto dedicado a la lectura, al juego, al estudio sin la sensación de estar recluidos. Más de un negocio de hostelería juega con ese efecto óptico.

 Sótano con vistas al Caribe

Lo más atractivo  es el recurso del mar, una estampa que afloja la tensión diaria e incita a la relajación y el esparcimiento. Casi parece que oímos el sonido de las olas. Conjugar un espacio funcional y el aprovechamiento máximo de espacio es fantástico. Muchas zonas de los hogares quedan relegadas a trasteros sin aprovecharlos en la vida diaria porque carecen de luz exterior, pero jugando con la escenografía que nos aporta este tipo de elementos podremos sacar el máximo partido a nuestra casa.

Deja un comentario